Control de Humedad para la Calidad del Aire Interior

ASHRAE publicó una actualización del Estándar 62.1 Ventilación para una Calidad Aceptable del Aire Interior.

ASHRAE publicó una actualización del Estándar 62.1 Ventilación para una Calidad Aceptable del Aire Interior.

Control de humedad para la calidad del aire interior

A medida que los edificios continúan siendo cada vez más eficientes desde el punto de vista energético, seguimos viendo actualizaciones y recomendaciones para los diseños de edificios. Por ejemplo, ASHRAE publicó recientemente una actualización del Estándar 62.1 Ventilación para una Calidad Aceptable del Aire Interior que cubre los cambios en la forma en que monitoreamos y controlamos la humedad en los espacios ocupados.

 

Para comprender mejor por qué han cambiado estas recomendaciones de monitoreo de humedad, debemos comprender qué está ocurriendo en nuestros edificios. En términos de los técnicos de HVAC, esto implica el cambio de la relación de calor sensible (SHR) o la energía sensible (temperatura de bulbo seco) sobre la energía latente (humedad contenida en el aire). A medida que avanzó la tecnología, las proporciones de energía sensible de la construcción han cambiado debido a las mejoras en la iluminación o los materiales de construcción, que han llevado a una mayor eficiencia energética. También hemos visto que estos nuevos materiales ayudan a hacer una envolvente de edificio más ajustada, lo que lleva a la necesidad de traer más aire fresco para cumplir con los requisitos de aire fresco en torno al dióxido de carbono.

Estas mejoras conducen a dos escenarios negativos:

1. Menor demanda de equipos HVAC para reducir la energía sensible (temperatura de bulbo seco)
2. Tiempos de funcionamiento más cortos del equipo desde una envolvente de edificio más estrecha, a la vez que aporta aire fresco adicional para cumplir con los requisitos de cambio de aire y dióxido de carbono

Cuando los edificios eran menos eficientes energéticamente, los equipos de HVAC normalmente tenían que funcionar durante períodos de tiempo más prolongados para mantener las temperaturas de bulbo seco; esto no solo ayudó a reducir la temperatura interior sino que también eliminó la humedad del aire. A medida que los edificios se volvieron más eficientes, este equipo desarrolló tiempos de funcionamiento más cortos, lo que a su vez provocó una pérdida en la eliminación de la humedad. Estos cambios han dado lugar a nuevos problemas relacionados con el moho y la humedad en los edificios de hoy.

 

Ahora estamos empezando a ver que el punto de rocío se convierte en el indicador de comodidad preferido. Esto se debe a que la humedad relativa es mucho más variable a la temperatura y, de hecho, disminuirá a medida que aumentan las temperaturas. A medida que el aire se calienta, su capacidad para retener el vapor de agua se duplica con aproximadamente cada 11 grados de aumento de temperatura. Por ejemplo, si el aire comienza a una humedad relativa del 100% a 60 grados y luego se calienta a 93 grados, la humedad relativa disminuirá a aproximadamente el 33%, sin embargo, el punto de rocío permanecerá en 60 grados.

Las ventajas de medir el punto de rocío son dobles, ya que:

1. Solo depende de la cantidad de humedad en el aire.
2. Proporciona a los técnicos de HVAC una mejor comprensión de cuánta humedad hay en el aire y qué tan cómodo es el espacio.

Transmisores de humedad / temperatura / punto de rocío de montaje en pared, serie RHP-E / N

 

Para conocer los productos de calidad del aire que ofrece Dwyer, incluidos nuestros transmisores de humedad, temperatura y punto de rocío, visite nuestro sitio web.

 

Publicado en español el 19 de Noviembre del 2021.

Originalmente publicado el 05 de Agosto del 2020.

Fuente original: http://blog.dwyer-inst.com/2020/08/05/moisture-control-for-indoor-air-quality/#sthash.OvCnFZBg.B8PkxAbg.dpbs